El amazonas se quema

En lo que va del año se registraron 72.843 focos de incendios forestales intermitentemente. Respecto a esto Bolsonaro dijo “es la temporada de incendios” y agregó: “Me solían llamar capitán Motosierra y ahora soy el Nerón incendiando el Amazonas”.

El Amazonas lleva más de 2 semanas incendiándose miles de hectáreas brasileras y bolivianas, el pulmón del planeta se esta muriendo.

Te puede interesar: “(Vídeo) La NASA da a conocer cómo la Amazonia es fertilizada por el Sahara”

De acuerdo a los datos entregados por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe), los incendios de esta temporadas son los más grandes de los últimos siete años y en comparación con la misma fecha del año pasado, representan un 82% más. Hasta el 18 de agosto de este año, se han registrado 71.497, mientras que el año pasado solo se habían registrado 39.194.

“Estos fuegos son todos de origen humano, unos con propósito y otros accidentales, pero siempre por la acción humana. Para que tengas un incendio natural necesitas que haya rayos, pero en toda esta región central de Brasil y el sur de la Amazonía, hay una sequía muy prolongada, hay lugares con casi tres meses sin una gota de agua”, explicó el investigador del Programa Incendios de Inpe, Alberto Setzer.

En Bolivia, hasta ayer, ya se habían quemado casi 500.000 hectáreas de bosques, cultivos y pastizales en el oriente de Bolivia, siendo la zona más afectada Santa Cruz, ciudad ubicada a 540 kilómetros al sureste de La Paz, la que fue declarada zona de desastre.

Además de los vientos fuertes y las quemas agrícolas fuera de control, la falta de lluvias ha agravado la situación.

imagen satélital incendios por la NASA 13 de agosto

Soldados, policías y voluntarios buscan impedir el avance de las llamas que ya afectan una parte de la reserva natural de Tucavaca, al este de esa región. El año pasado, en esta misma fecha se registraron más de 35 mil quemas que arrasaron 694.169 hectáreas en todo el país, según informes oficiales.

Ya fue decretado estado de emergencias en el Amazonas.