¿Es importante que seamos perros educados?

A veces voy caminando por la calle y la gente me mira raro ¿Será porque me siento en las esquinas o porque camino relajada sin tirar de la correa? Los humanos siempre hacen sonidos raros como “Awww” cuando ven que espero a mi mamá humana cuando se abre la puerta del ascensor o cuando se le cae comida y yo no la tomo.

A veces me dicen que soy tierna. Por ejemplo, cuando mi mamá humana me pone mi plato de comida y espero a que me diga “¡A comer!”. Yo siempre la espero sentada mientras me atiende.

Los perros somos distintos a los humanos. No necesitamos saber de ciencias o filosofía. Podríamos decir que somos más sencillos. Nuestros problemas tienen que ver con el cariño, la alimentación, nuestra actividad diaria y salud física y emocional. A veces pareciera que los humanos no nos entienden muy bien y yo quiero aprovechar este espacio para contarles un poco sobre qué pueden hacer ellos para entendernos mejor.

El adiestramiento en obediencia tiene un nombre quizás engañoso. No solamente se trata de aprender a obedecer, sino que de aprender a coordinarse y a compartir códigos en común. Cuando los humanos nos adiestran y educan, ellos dedican tiempo y cariño a esta tarea. Nosotros, al igual que ellos, debemos aprender a ajustarnos a la forma de vida del otro y el entrenamiento es una instancia idónea para aprender a comunicarnos correctamente. Ellos aprenden a guiarnos, a darnos premios, a darnos indicaciones claras que podemos cumplir y nosotros no les rompemos sus cosas, no nos comemos su comida y les damos todo nuestro cariño como siempre.

Cuando nos enseñan conductas como quedarse quieto tiene muchos beneficios para el día a día. Por ejemplo, cuando mi papá cocina me dice “¡Quieta!” y yo lo miro desde la puerta mientras él hace sus cosas. Cuando termina me dice “¡Muy bien!” y me da un trocito de zanahoria.


 Yo me comporto tan bien que me sacan a pasear en bicicleta. Me agrada, pero no me gusta pedalear

Acá voy con un comentario técnico: Si bien la orden de quieto sirve para algo específico, el aprender esta conducta implica el desarrollo de la capacidad, en nosotros los perritos, de regular nuestros impulsos y autocontrol. Este aprendizaje de regulación emocional nos ayuda, por ejemplo, a no sentir ansiedad o angustia cuando los humanos salen a trabajar y nos dejan cuidando la casa.

Leyendo blogs en Internet veo que cada vez más los humanos hablan de tenencia responsable de mascotas, pero no siempre están dispuestos a invertir tiempo y dinero en esto. Yo, como perrita, los invito a reflexionar. Muchas veces cuando no nos educan, por mucho cariño que nos den, tenemos dificultades para desarrollarnos en comunidad con ustedes los humanos y lo manifestamos en conductas destructivas o desagradables (romper cosas, por ejemplo). Si los humanos van al colegio y tienen reglas para vivir en sociedad que se enseñan mutuamente ¿Por qué no tenemos nosotros también derecho a educación canina?

Nos vemos otro día y estaré atenta leyendo sus comentarios.

Chau!


Conoce a nuestra autora Lobita:
Soy la primera perriprofe y perriterapeuta de Chile. Trabajo en kiltritos ayudando a perritos y niñ@s.

Instagram: laperriprofe
Instagram: kiltritos
Facebook: kiltritos
Web: www.kiltritos.cl

Publicado por

Teresa Susana

CEO y Cofundadora de El Dato Curioso. Diseñadora Gráfica e ilustradora. Instagram: www.instagram.com/luna_lunar3s/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s